domingo, 22 de noviembre de 2009

Estoy interesado, pero ¿cómo logro que mi esposa se interese en swingear?

(Usamos a la esposa como ejemplo, pero bien puede ser el esposo.)

Esta es probablemente la pregunta más frecuente. En primer lugar, swingear no es atrayente para todos y podría ser que tu esposa sea una de esas personas que no sólo no le encuentran atractivo sino que inclusive lo vean como algo negativo, fundamentalmente por prejuicios de orden religioso muy difíciles de cambiar o simplemente porque su naturaleza sexual es más apacible que la tuya. Pero si realmente piensas que ella podría terminar por disfrutar con ello, te sugerimos que la persuadas lentamente, estableciendo desde el inicio que la amas por encima de todas las cosas y que su decisión debe ser enteramente libre, porque precisamente esa es la idea, que tú y ella ejerzan su libertad. No la presiones, sino que haz que gradualmente ella se sienta cómoda con la idea de ampliar la relación sexual de su matrimonio más allá de los convencionalismos tradicionales.

Lo que mejor funciona es que, al estar teniendo relaciones sexuales en casa, fantaseen con la posibilidad de swingear, hasta que gradualmente, no solo ella se acostumbre a la idea sino que la encuentre excitante y le provoque fuertes orgasmos. De esta manera, persuasiva, gentil, amable y con profundo amor, que finalmente, es lo que realmente cuenta en un verdadero matrimonio, ella estará más que dispuesta a intentarlo...

La experiencia en muchas parejas es que, aunque al inicio la mujer ofreció una natural pudorosa resistencia, ya después, son ellas, las esposas, las que impulsan y favorecen el repetir e incluso ampliar las experiencias sexuales swingers.

Y recuerda: La intención primaria de swingear es hacer más sólida la unión sentimental dentro de la pareja, volviendo de esa manera totalmente tonto e innecesario el recurrir al adulterio, cosa en que las parejas no swingers acaban por caer, con gran riesgo y daño para su matrimonio y su familia.

El estilo de vida swinger es para parejas bien avenidas y que se tienen amplia confianza, NO ES PARA PAREJAS CON PROBLEMAS; en este caso, consulten a un especialista en problemas de parejas -sugerimos fuertemente a psicoterapistas con experiencia en NLP (o PLN por sus siglas en español) encima de los psicoterapistas tradicionales, quienes usualmente solo agravan esos problemas llevando a las parejas al divorcio.

by swingertotal.com

viernes, 13 de noviembre de 2009

¿Qué significa la palabra "swinger"?

La palabra swinger se deriva del verbo inglés "to swing" que significa balance, libertad de movimiento, oscilación; swinger pues, es aquella persona con amplio criterio, casada o soltera, que decide ejercer su libertad de acción en lo que respecta su vida sexual. Esto incluye el intercambio de pareja, la práctica de sexo en grupos de tres personas o más y todas las variaciones que puedan surgir con ello, dependiendo de las preferencias personales. Y aunque muchas personas confunden el estilo de vida swinger con el "wife swapping" o intercambio de parejas que siendo parte del movimiento swinger no lo es todo, cada vez más solteros de ambos sexos de todas las edades adoptan este excitante estilo de vida.

martes, 6 de octubre de 2009

SWINGERS - Hedonism II

Hedonism II está ubicado en Negril, en la costa oeste de Jamaica, a 55 millas del aeropuerto de Montego Bay, que es de aproximadamente una hora en coche. Un exuberante jardín de puro placer ...

Porque desde el momento en puertas de Hedonism II abrió veinticinco años atrás, ha sido el recurso más ampliamente reconocida, y notorio, en el mundo. Las palabras realmente no puedo describir la emoción de estar realmente aquí. Es el placer culpable en última instancia, sólo que sin la culpa.  A la vida real Jardín del Edén.


Se extiende privado situado en la punta de la legendaria playa de Negril, la vida en los centros de Hedonism II en torno a dos de playa: Un desnudo.  El otro no.  Ambos fantástico. Es una gran parte de lo que hace que el espíritu de Hedonism II, de modo agradable.

Usted puede ser tan libre como tú quieres ser, dependiendo de su estado de ánimo. Por un momento tranquilo, privado, deslizarse a una hamaca bajo la sombra de un buen libro.  O una nave de tus inhibiciones, y unirse a la fiesta en la playa desnuda. Sólo sea usted mismo, o alguien más completo. Lo que te hace feliz.


Si usted se pregunta cómo es un día típico en el Hedonism II es en realidad, pedir a alguien que ha estado aquí. Lo más probable es que todos te diré lo mismo: "No hay tal cosa como un día típico en el Hedonism II".  No hay dos días iguales jamás.  Claro, el agua siempre hace calor y el sol siempre es brillante, pero el verdadero carácter del complejo está formado por la gente que visita.  Una cosa es segura - que nunca hay un momento aburrido en el Hedonism II.

Este complejo legendario sigue añadiendo nuevas comodidades para darle sabor a la fiesta y calmar el alma.  Un jardín de la vida real del Edén.

lunes, 14 de septiembre de 2009

El VINO

“Sobre las virtudes afrodisiacas de esta bebida, que relaja el sistema nervioso, calma la ansiedad, desinhibe y enciende la líbido.
Desde sus orígenes, el jugo fermentado de la uva ha tenido una estrecha relación con el amor y el sexo. Para algunos y algunas, el vino es un afrodisíaco perfecto. Para otros y otras es un agente erótico, que evoca, desde la forma de la botella hasta lo más profundo de su esencia, todas las formas del amor sublime y del amor carnal.
No se trata de decir que cada vez que abrimos una botella o que llevamos un sorbo de vino a la boca nos queremos desvestir o retirarle los ropajes al prójimo. No. Lo primero que debemos reconocerle es su función de acompañante perfecto con nuestros alimentos, pues se ha comprobado que potencia los aromas y sabores de los ingredientes culinarios, mejora nuestras experiencias sensoriales en boca y nariz, equilibra las sensaciones extremas por complementación o por contraste, reduce los ácidos grasos en las carnes rojas y obra como un excelente digestivo.
En cuanto a sus virtudes afrodisíacas, habría que mirar qué tanto es el vino un instigador psicofisiológico (que agudiza nuestra agudeza táctil, visual y organoléptica) y qué tanto es un brebaje que, al ingerirse, enciende la libido en nuestro interior.
En cuanto a los cambios internos —los mismos que podríamos atribuirles a los mariscos, el ginseng, el polen, la jalea real o el viagra—, la ingesta de vino relaja el sistema nervioso, calma la ansiedad y desinhibe. En otras palabras, nos hace bajar la guardia y nos predispone a juegos que normalmente evitaríamos. El secreto está en saber dejarse llevar y en beber las dosis perfectas para evitar la advertencia que hace Porter en el acto II de la escena III de Macbeth (la inmortal obra se Shakespeare) cuando, respondiendo a Macduff, dice que una de las cosas que provoca la bebida es la lujuria: “…Señor, provoca y no provoca; provoca el deseo, pero impide el desempeño”.
Como los efectos del alcohol en el organismo se miden según el peso corporal de las personas, se ha establecido que alguien de 75 kilos de peso puede tolerar, como máximo, una media botella de vino antes de que las ondas afrodisíacas se apaguen debido a la acción de la sobrecarga. Es decir, corremos el riesgo de ahogar la euforia inicial y de entrar en el abominable aturdimiento.
Muchos prefieren pensar, más que en las propiedades afrodisíacas del vino, en su mensaje erótico. Dionisio, la deidad griega por cuyas venas se aseguraba que corrían sangre y vino al mismo tiempo, mantuvo con Eros —el dios de la atracción, el amor y el sexo— una estrecha relación, de la cual aprendimos mucho sobre el erotismo masculino. De Afrodita, en cambio, aprendimos sobre el amor entre géneros.
Si comparamos a un enófilo consumado con un hombre presa del erotismo, entendemos que su gran satisfacción siempre gira alrededor de lo nuevo y de lo variado. Le encanta voltear la vista en busca de un vestido, de una forma corporal o de una mirada cómplice. De aquí podemos inferir que los buenos bebedores de vino, como los hombres eróticos, sueñan con elegir diferentes opciones y descubrir en cada una de ellas sus misteriosas diferencias. Prefieren los tintos porque el color carmesí se asemeja al rubor de la mujer y equivale al color del amor y la pasión. Admiran las botellas con formas definidas y se dejan seducir por las etiquetas, como lo harían frente a un traje tallado.
Por su parte, la buena bebedora busca (más que formas) seguridad, delicadeza y elegancia. La seducen los vinos vigorosos y firmes, como el Cabernet Sauvignon. Más que el hombre, es dada a seguir de cerca el ritual del servicio del vino, como, por ejemplo, la forma como el descorchador se mueve rítmicamente hacia abajo para extraer delicadamente el tapón. Por su natural capacidad de captar aromas, la seduce la exhuberancia aromática, porque insinúa el aliento de su amado. A diferencia del hombre (que se inclina por las descargas súbitas), a la mujer le gustan todos aquellos sabores prolongados y persistentes.
En torno a este tema ha habido estudios científicos del vino que avalan la creencia de que sus aromas tienen sus equivalencias en las feromonas humanas, es decir, en aquellas sustancias liberadas por el cuerpo. Variedades como la Cabernet Sauvignon, por ejemplo, especialmente si se añeja en barricas de roble nuevas, huele como la androsterona, es decir, la principal manifestación del olor masculino. La champaña francesa, por el contrario, encierra un alto porcentaje de ácido isovalérico, asociado al olor a mujer.
Un escritor latinoamericano que se ha ocupado de este tema en varios escritos —y cuya lectura siempre es motivante e inspiradora, porque obliga a ver el vino desde otras fronteras— es el brasileño Marcelo Copello, quien en su libro Vino y algo más toca todos estos temas con gran tino y maestría. Dice, por ejemplo, que “cada trago de vino es un beso, un acto erótico que representa la fusión de las respiraciones y que, en los rituales tántricos, simboliza la fusión de las almas. Rápidamente el vino hará su efecto, inhibiendo la ansiedad y la timidez, calentando los cuerpos y alegrando el espíritu”.
Quienes hayan visto la película Entre copas, del director estadounidense Alexander Payne, quizás hayan percibido la enorme carga erótica de su contenido. Es, definitivamente, uno de los mejores tributos a su poder erótico.
Al final (como lo sabemos todos de manera intuitiva), el vino siempre nos hechizará, porque en sus distintos tipos y estilos encierra el mundo de los géneros. Los blancos y rosados atraen por sus expresiones aromáticas y por su suavidad (como la mujer), mientras que los tintos transmiten potencia, densidad y cuerpo (como el hombre). Igualmente, los espumantes nos envuelven en su delicioso cosquilleo, como una hábil caricia.
Afrodisíacos, eróticos y alimenticios, los vinos nos hacen sentir la vida de otra forma y, como dice Copello, nos acercan a los demás sin la presencia de obstáculos ni barreras. En otras palabras, nos permiten viajar hacia el amor un verdadero.”
Psicóloga Alejandra Quintero R.
by swingertotal.com

lunes, 24 de agosto de 2009

EN EL CONCIERTO - RELATO EROTICO

Hola a todos de nuevo. Hoy os voy a contar como muchas veces, el sexo no consentido puede acabar enuna orgia que satisfaga a una.
Casi por casualidad, mi novio y yo habíamos acudido a un concierto de rock, nos habían regalado las entradas a través de un amigo. El caso es que allí nos presentamos los dos sin ser muy seguidores de ese tipo de música.
El concierto se celebraba en un pabellón de baloncesto, no muy grande por cierto, pero nos quedamos muy sorprendidos cuando al llegar a las puertas había una fila enorme de gente esperando para entrar, desde luego había más expectación de la cabría esperar...
Tanto mi noviocomo yo, no habíamos acertado en los pronósticos del tipo de música y mucho menos con el tipo de gente que allí se congregaba, casi todos chicos más jóvenes que nosotros y muy distintos a nosotros en todos los sentidos, amantes de las motos, el rock, las litronas, alguna pastilla y seguro que bastante más violentos de lo que podíamos imaginar.
Nada más llegar a la cola uno de ellos hizo un comentario sobre mí
- Mira que morena ¿está buena eh?
Me agarré fuertemente del brazo de mi novio, sabía que se podía irritar por eso, pero muchas veces he intentado convencerle de que no se metiera en un lío por culpa de un simple comentario sobre mí, pero lejos de hacerme caso, se enfrentó a aquel chico que no debía tener más de 17 años.
- ¿que te pasa a ti gilipollas? -le dijo en tono amenazante muy propio de su chulería.
El chaval y los que estaban alrededor se rieron. Parecía inevitable que aquello acabase en bronca y volviendo a tomar a mi novio por el brazo tiré de él hacia dentro del pabellón intentando poner fin a lo que se avecinaba. Aún podían oírse las risas de aquellos chavales cuando desaparecíamos entre la gente, afortunadamente no pasó nada más.
Yo le dije que no hiciera tonterías, que sabía lo hombre que era y que no tenía que demostrármelo, que enfrentarse a esa gente traería problemas para él y nada más, así que sería mejor divertirnos y disfrutar del concierto.
Al final pudimos entrar en el abarrotado pabellón en el que no cabía ni un alma más, estábamos tan apretados que podía olerse la humanidad y el calor se cortaba con cuchillo.
Desde luego no encajábamos para nada en ese tumulto y yo ni siquiera iba vestida acorde a las circunstancias ya que llevaba un vestido blanco corto en vez de haberme puesto unos vaqueros mucho más apropiados para ese tipo de eventos.
Total que el concierto comenzó entre ensordecedores gritos del líder del primer grupo que saltó al escenario para goce de todos los jóvenes que allí se congregaban y que vitoreaban y saltaban al ritmo de la batería.
No paraba de entrar más y más gente en aquel abarrotado local y cada vez estábamos más apretujados, podía notar como a mis espaldas alguno se apretaba a mí más de la cuenta aprovechando la situación, pero lejos de decirle nada a mi novio intenté concentrarme en el concierto y disfrutar dentro de lo posible.
El calor era sofocante y apenas se podía respirar entre el gentío. Para colmo los chavales que estaban detrás nuestro se quitaron las camisas y cuando volví mi cabeza estaba rodeada de torsos desnudos y sudorosos. El grupo, formado por seis o siete chicos me miraban y se reían por mi cara de susto. El más cercano a mi me sonrió y me ofreció dar un trago a su botella de cerveza que con una forzada sonrisa rechacé. Mi novio estaba a mi lado y no me soltaba la mano pero era ajeno a lo que pasaba a mi alrededor.
Cada vez me adaptaba mejor a la ensordecedora música cuando uno de los chicos del grupo me dijo al oído:
- Oye tienes un polvazo...
Yo me hice la desentendida, no quería problemas, sabía lo celoso que se pondría mi novio y no le contesté. Pero él insistió:
- Digo que estás muy buena...
Volví a hacerme la sorda y dejar pasar aquellos comentarios como si no fueran conmigo. Pero como aquel chico no tenía bastante colocó una de sus manos en mi culo y empezó a sobármelo descaradamente, di un bote y mi novio me preguntó:
- ¿Que pasa?
- Nada, nada....
En buena hora nos metimos en aquel lugar, pero ¿cómo no nos habíamos marchado cuando llegamos a la puerta?
La mano del chaval volvió al ataque, me puse de costado y le dije con cara seria que se parase si no quería problemas.... Aquello pareció divertirle aún más y se lo comentaba a sus amigos que reían a carcajadas...
Volvió a comentarme al oído:
- Te voy a follar bonita, te la voy a meter hasta el fondo....
Me volví, puse mi cara lo más seria que pude y le contesté:
- Párate ya, si no quieres que se lo diga a mi novio... ¿vale?
A todo esto él seguía de mi mano pero sin percatarse de nada, seguía mirando tranquilamente el concierto.
- Díselo a tu novio, así aprenderá como se folla a una morena como tú. - insistió mi acosador.

Volví mi mirada hacia delante, más asustada que otra cosa, ya que imaginaba que como él se diera cuenta de todo, aquello podía terminar en algo muy desagradable para nosotros, pues los chicos eran seis o siete...
- Oye ¿el culito lo tienes virgen?
Otra vez hice oídos sordos....
- Me gustaría metértela por ese culito y que vieras como entra una polla de verdad....
Sus palabras cada vez más fuertes estaban empezando a ponerme cachonda de verdad, yo quería concentrarme en el concierto y olvidarme todo, pero el chico continuaba una y otra vez, para colmo su mano volvía a sobarme el culo pero esta vez apretujando mis posaderas con toda la cara del mundo, le daba igual todo, seguramente de lo medio borracho que andaba ya. Yo no entendía muy bien que pasaba dentro de mi cuerpo, pero lejos de rechazar a aquel extraño, sentía cierta sensación de gusto por sus palabras, por su atrevimiento, por sus caricias....
- Muñeca, debes tener el coño bien mojadito ¿a qué sí?
Mi novio me miraba de vez en cuando y me sonreía, ajeno totalmente a la situación, ¡ si tu supieras ! - pensaba yo...
El chico se apretujó contra mi cuerpo y podía notar su abultado paquete contra mi culo, sus manos fueron subiendo de mi culo por mi cintura para llegar a mis pechos que comenzó a acariciar por los costados, para luego tocarme las tetas a placer, primero suavemente y luego con más fuerza hasta pellizcarme los pezones por encima de la tela del vestido. Como yo no llevaba sujetador el contacto de sus manos contra mis tetas era delicioso para él y también, aunque me pesara, era delicioso para mí..
Intenté por todos los medios separarme de él:
- Párate ya, cabrón.. - le corté quitándole las manos de encima bruscamente.
Entre todo el lío mi novio al fin se dio cuenta que algo sucedía:
- ¿Que pasa?
- No, nada, que me han empujado... - contesté quitando importancia al asunto para evitar males mayores.
Mi novio se volvió hacia los chicos:
- Oye tener cuidado, no molestéis ¿eh?
El chico que estaba detrás de mi se envalentonó y también se encaró con mi novio.
- ¿Que dices mamón de mierda? ¿quieres ver como te pego dos hostias?
Le agarré fuertemente la mano, porque sabía que iba a empezar un follón que se iba a descontrolar. · · A ver, venga, empieza ¿a que esperas? - se ponía todo gallito.
- Déjalo cariño, por favor... solo me han empujado, sigamos viendo el concierto, no les hagas caso, por favor no te metas en líos. - me interpuse entre él y los chicos porque sabía que saldría mal parado, si es que siempre se lo digo que tiene la boca muy grande y luego no es consciente del peligro que corre.
Las aguas se calmaron, al menos momentáneamente, ya que el tipo volvió al ataque volviendo a susurrarme cosas al oído.
- Lo que le pasa a tu novio es que no se le empina, por eso te tiene desatendida, lo que tu necesitas es un buen rabo.... tenías que ver que pedazo de polla tengo yo para darte...
Yo tragaba saliva y esta vez ya no me volví para evitar que la cosa acabase en pelea. Yo ya no sabía que hacer, si se lo decía a mi novio se podía armar un buen follón, si me callaba estaba a expensas de lo que me hiciera a aquel tipo... Era mejor no hacerles caso, así depondrían su actitud, pero.... ¡qué equivocada estaba!
Otra vez mis tetas fueron rodeadas por sus potentes brazos, mientras seguía susurrándome al oído.
- Verás que polvo te voy a echar, vas a ver las estrellas, bomboncito....
Me volví hacia mi novio y le pedí que nos fuéramos de allí. · ·
Ahora no cariño - me contestó - va a salir un grupo muy bueno y cuando acabe nos vamos ¿vale?
Estaba metida en un buen lío del que seguro no podría salir bien parada, hice de nuevo oídos sordos a todo lo que me decía aquel chico pero él insistía una y otra vez.
- Me gustas mucho morenita, tengo el rabo como una piedra, verás que polvo te voy a echar...
Entre sus frases y sus sobeteos a mis tetas, que cuando me las acarician como él lo estaba haciendo, toco fondo, ya no podía evitar sentirme cachonda y como mis pezones se ponían cada vez más duros.
- Vaya tetas que tienes nena, casi no me caben en la mano, duras, redondas, como a mí me gustan...mmmmmm, vaya pezones más duros....
Cerré los ojos, pues el gusto me iba en aumento, los latidos de mi corazón se aceleraban y mi chochito empezaba a humedecerse, no podía evitarlo, quería que todo aquello acabase pero por otro lado deseaba que no tuviera fin.
Tan abarrotado estaba aquel pabellón, que aunque mi novio mirase de vez en cuando, estabamos muy pegados y no podía ver nada de lo que sucedía. De vez en cuando yo le apretaba la mano ya que no podía tenerme casi en pie
debido a las caricias que me estaba proporcionando aquel extraño.
Las manos de aquel tipo volvieron a mi culo y siguieron con su labor de sobar y sobar sin cortarse un pelo, pero más allá llegó su atrevimiento cuando una de sus manos se introdujo por debajo de mi vestido y comenzó a acariciar la parte interna de mis muslos. Se me escapó un suspiro...
- Mmmmm, que muslos tienes, suaves, como terciopelo.... verás que bien lo vamos a pasar... - volvió a susurrarme el muchacho.
De pronto noté como hurgaba en mis braguitas, desde luego que se proponía quitármelas el muy cabrón, yo intentaba moverme para separarme de él, pero lo hacía con movimientos no muy descarados para que mi novio no se percatara de nada, si en algún momento les pillaba, la cosa acabaría en pelea.
- Déjame quedarme con tus bragas bonita, al menos tendré un recuerdo tuyo ¿no? - me decía el tipo mientras seguía intentando bajármelas.
Yo me resistía y me sostenía mis braguitas por encima del vestido con la mano que tenía libre, pues la otra estaba de la mano de mi chico.
- Para ya, por favor... - suplicaba yo y poniéndole cara de pena.
El tío seguía en su intento cada vez con más voluntad, metió sus dedos en mis caderas bajo mi vestido y tiraba de mis bragas hacia abajo mientras todos sus amigos parecía divertirse y se reían sin parar... La situación les debía parecer muy cómica, pero yo estaba asustada, aunque al mismo tiempo esa situación me provocaba un gusto tremendo, me odiaba a mi misma porque el placer me invadiese, pero era inevitable, ¡ estaba atrapada !
En el tira y afloja de bajarme las bragas, el tío lo hizo por ultima vez de un tirón que en el forcejeo llegó a rasgar parte de la tela de la prenda, eso pareció gustarle, así que en vista de que bajarlas le resultaba difícil, lo que intentaba ahora era arrancármelas, tiraba una y otra vez hacia él y mis braguitas iban rajándose cada vez más, las costuras iban cediendo y las braguitas se pegaban a mi piel, al mismo tiempo la tela se metía en mi coñito y eso me proporcionaba más gusto todavía, siguió tirando y tirando, hasta que las rasgó por completo llegando a hacerme daño, quedando prácticamente en una tira pegada a uno de mis muslos, pero el chico dio un último tirón y al fin me las arrancó de cuajo, haciéndome tambalear hasta llegar a empujar al que tenía delante.
Mi novio volvió a percatarse de algo, pero no entendía muy bien de que iba todo aquello:
- ¿Que te pasa? - volvió a preguntarme...
- Nada, nada, que he tropezado.- contesté azarosamente.
Aquel tipo había conseguido arrancarme las bragas y ahora se las iban pasando entre todos y olisqueándolas como gatos en celo.
Yo sentía como el aire fresquito se colaba por debajo de mi vestido, que era la única prenda que llevaba sobre mi piel.
De nuevo aquel muchacho introdujo sus manos bajo mi vestido subiendo por la parte exterior de mis muslos.
- Mmmmmm, qué caderitas, que culo tan suave....
Yo cerraba los ojos y aquella sensación me tenía confundida, parecía todo un sueño, pero era real, demasiado real como para poderlo evitar. · ·, por favor, vámonos - le supliqué de nuevo a mi novio. · · Espera un poco, media hora y nos vamos ¿vale? · · Es que tengo mucho calor....
No me hacía caso, estaba destinada a caer en las manos de aquellos desconocidos sin desearlo ¿o realmente lo deseaba?

- ¿Tienes calor preciosa? - me decía el tío - Yo voy a apagar ese fuego, verás...
Esta vez sus manos se metieron por la cara interna de mis muslos y comenzó a subir su mano, notaba su calor y su sudorosa mano ascendiendo centímetro a centímetro en mi piel. De pronto noté como uno de sus dedos llegó a mi sexo. Se detuvo, acarició mis ingles lentamente, hasta que su dedo acarició mi húmeda rajita pudiendo captar mi calor. Volvió a mi oído y me dió un pequeño mordisco en el lóbulo de la oreja mientras me susurraba:
- Vaya.... estas caliente, bien caliente y mojada, verás que bien te entra mi dedo....
Se volvió a sus amigos:
- Esta puta esta que se funde....
Su dedo siguió jugando con mis ingles, con mis pelitos y de pronto se introdujo en mi vagina sin apenas dificultad, debía ser su dedo corazón, muy largo por cierto.
Fue inevitable que yo soltara un nuevo suspiro y un gemido casi inaudible.
El vestido se me pegaba por el sudor y con su mano libre seguía palpando mi culo, mi cintura y a continuación volver a restregar sus dedazos entre mis tetas. Yo miraba de reojo a mi novio pero no se daba cuenta de nada, pobrecillo... me estaban metiendo mano de lo lindo y él mirando al tendido como si nada.
El habilidoso dedo de aquel desconocido se introducía una y otra vez en mi coñito, proporcionándome un gusto tremendo.
- Vaya coñito tan estrecho, que rico, que rico... -me repetía una y otra vez al oído.
El tío dejó de tocarme de repente, por un momento creía que todo había terminado, pero no era así, estaba hablando con sus amigos y preparando alguna otra estratagema. Efectivamente, hizo colocar a sus amigos tapando a mi novio para asegurarse de que no veía nada, además como la gente bailaba y saltaba, tropezábamos una y otra vez y aquello parecía formar parte del tumulto de gente.
El chaval volvió al ataque pero esta vez no era su mano la que estaba entre mis muslos, era su aliento el que notaba en mi culo, al principio cerré las piernas, pensaba que aquello había ido demasiado lejos y quería detenerlo, al menos en parte, ya que cuando su lengua rozó mis glúteos creí morirme, pero más aún cuando con sus manos separaba mi culo y esa misma lengua exploraba mi agujerito posterior, entonces si que había perdido totalmente los papeles, estaba totalmente entregada. En un abrir y cerrar de ojos aquel chico estaba bajo mis piernas chupándome lo más intimo de mi cuerpo, iba del culo a mi coño una y otra vez, cuando su lengua rozó mi clítoris, un pequeño grito se escapó de mi garganta, afortunadamente parecía sordo, pues en el griterío de la gente apenas nadie lo oyó y mucho menos mi novio que seguía agarrado de mi mano y moviendose al ritmo de la música.
Otra vez aquella maravillosa lengua exploraba mi conejito, instintivamente yo abría más mis piernas y la desconocida lengua continuaba jugando con mi clitoris hasta que inevitablemente me vino un orgasmo intenso y maravilloso. Tuve que apoyarme en el de delante que tampoco se enteraba de nada.
El tipo salió de debajo de mi falda y volvió a chuparme en la oreja al tiempo que me decía.
- Mmmmm, que coño más delicioso tienes.... ¿Que tal ? Lo has pasado genial ¿no?, ahora verás que tengo una polla como una piedra, no como la de tu novio.
Levantó la parte de atras de mi vestido y noté como algo duro y húmedo se metía entre mis muslos, sin duda que el aparato era descomunal. Bajé mi mano libre y le agarré de la punta con mis dedos, comencé a jugar con esa maravilla de polla y la restregaba una y otra vez contra mi sexo. Nuestros jugos se mezclaban y él no dejaba de chuparme y morderme en el cuello. ¿Qué me estaba pasando? ¿Por qué había llegado hasta allí..? No podía parar, estaba como una moto.... Estaba cachondísima y deseosa de que aquel potente miembro se introdujera dentro de mi, comencé a masturbarle con mi mano por debajo de mis piernas, notaba como su capullo sobresalía de mis dedos, él hacía movimientos hacia atrás y hacia delante para favorecer la maniobra.
Yo no aguantaba más y él parecía que tampoco.
- Quiero metértela, quiero follarte, vas a ver como entra un hierro candente en ese agujerito....
La posición casi no lo permitía, ya que los dos estábamos de pie y yo tampoco podía inclinarme mucho hacia delante pues ni había espacio y podía resultar sospechoso para mi novio, en cambio deseaba con todas mis fuerzas que me follaran, lo necesitaba....
Seguimos jugando, yo con mis dedos acariciaba su glande y los pliegues de la piel de su impresionante polla, él me mordía en el cuello y apretaba su pelvis contra mi culo, el contacto de su piel contra la mía era impresionante. Nuestras respiraciones iban en aumento y nuestro gusto también.
El tío volvió a susurrarme.
- Te la tengo que meter, te tengo que follar, aunque sea lo último que haga en mi vida...
Eso me encendía aún más y se me ocurrió la brillante idea de decirle a mi novio:
- Cariño, tengo que ir al lavabo, no me aguanto...
- ¿Ahora?, pero si no vas a poder llegar, esto está a tope - me contestó.
- Es que no me aguanto...
- Vale, te acompaño.
- No, no, ya voy yo sola, sigue viendo el concierto, así iré corriendo, no te preocupes.
- ¿Sola?
- Si, si, no te preocupes...
Asi fue como me pude librar por un momento de él, estaba fuera de mis cabales, me estaba comportando como una chiquilla pero no me importaba nada ni nadie, quería sentir aquella polla dentro de mí, así que me di la vuelta, tomé de la mano a aquel tío que me había puesto tan caliente y salimos corriendo entre el gentío hacia los baños. Sus amigos nos acompañaron, pues no querían perdérselo.
Nos costó lo suyo abrirnos camino entre tanta gente, pero al fin lo conseguimos, yo estaba como una moto y no me importaban nada los golpes y roces que nos dábamos al pasar entre tanta gente. Al fin llegamos a los servicios, los de las chicas estaban completos y había fila, entramos en el servicio de los hombres y tan solo había dos chicos. Mi acompañante les dijo algo que les hizo salir de allí sin rechistar, y sus amigos hicieron guardia en la puerta para que nadie nos molestase. Allí mismo en el centro de aquel maloliente lugar comenzó a meterme mano por todos lados, esta vez sin ningún impedimento y yo naturalmente me dejé hacer. Nos besamos como dos condenados, jugando con nuestras bocas y nuestras lenguas, su mano se metía bajo mi vestido y acariciaba los pelitos de mi pubis, luego su dedo jugaba con mis labios vaginales...
- Fóllame, fóllame . - le rogué.
Abrimos la puerta de uno de los urinarios y a pesar de estar mugriento no me importó lo más mínimo, estaba tan deseosa de ser poseída por aquel extraño que no me importaba nada. El tío se bajó los pantalones hasta los tobillos quedando desnudo frente a mi, me encantó ver su torso desnudo y sudoroso, su polla completamente en erección y una cara de vicio fuera de lo normal. Empezó a desabotonarme el vestido, lo hacía con tanta rudeza que me arrancó dos botones, tuve que terminar yo de quitármelo para evitar salir medio desnuda de allí. Lentamente me solté todos los botones de mi pequeño vestido hasta quedarme completamente desnuda frente a aquel desconocido y sus cinco amigos que estaban a las puertas de ese pequeño recinto para no perderse detalle.
- Ostras tía, que buena estas.... que pedazo de cuerpo.... - repetían todos.
El tipo se quedó mirándome de arriba abajo, admirando mi desnudez. Su polla apuntaba al techo y yo la deseaba tener dentro de mi cuanto antes. Le entregué el vestido a uno de sus amigos y me agaché frente a su polla, comencé a jugar con ella, la tomé por su base con mi mano y con mi lengua subía y bajaba por su parte externa, él cerraba los ojos y yo le sonreía....
-Como me pones pedazo de puta....
Sus palabras podían sonar de lo más groseras en otro momento, pero a mí me encantaba oírlas, realmente me sentía como una puta y en ese momento lo era...
Seguí jugando una y otra vez con su erguida polla hasta que me suplicó que me la metiera en la boca, no le hice sufrir mucho más y empecé a hacerle una mamada monumental, aquel enorme instrumento desaparecía dentro de mi boca hasta llegar a mi garganta y mi cabeza subía y bajaba una y otra vez...., de vez en cuando me la sacaba de la boca para observarle y dedicarle una maliciosa sonrisa.
- Sigue zorra, sigue... que te gusta comértela... que bien lo haces....
Seguí un buen rato dale que te pego comiéndome aquel enorme falo, recreándome con él, hasta que el tío se sentó sobre la taza del water y me dijo:
- Ahora súbete aquí muñeca que vas a ver lo que es tener una polla bien adentro.
Obedecí como una niña buena, me incorporé, me di la vuelta dándole la espalda y abriendo mis piernas todo lo que pude al tiempo que me agarraba a las paredes de ese habitáculo, me senté sobre aquel excitado muchacho, agarré la punta de su miembro con mis dedos y lo orienté hacia mi coñito, primero lo pasé de arriba abajo por mis labios vaginales y mi cuerpo se estremecía por esa sensación de gusto que no podía detener, de un golpe me senté sobre él sintiendo como se metía centímetro a centímetro dentro de mi. El gusto era increíble...
- Ahhhhh, Dios, que gusto..... - gemía yo.
Empecé a cabalgar sobre aquel poderoso miembro viéndolo desaparecer dentro de mi chochito, parecía increíble que aquello entrase con tanta facilidad, pero yo estaba tan cachonda y tan mojada que me entraba de todo.... El chico me apretujaba las tetas mientras su pelvis se movía hacia atrás para luego apretar e intentar atravesarme con su caliente daga. Nuestros cuerpos sudaban, nuestras lenguas se enredaban y nuestros cuerpos se fundían en un magnífico polvo.
- Toma, toma, toma... - repetía una y otra vez mientras me penetraba.
Los músculos de mi vagina se apretaban contra su poderoso miembro y mis manos se aferraban a las paredes, sus amigos nos jaleaban sin parar y se masturbaban delante de mí, la vista era espectacular, ver a cinco tíos delante haciéndose una paja era maravilloso.
El tío me seguía follando con gran maestría, todo su cuerpo se arqueaba, se echaba hacia atrás para volver a clavármela bruscamente...
- Si, si, fóllame, fóllame... -gritaba yo.
El espectáculo debía ser increíble y los chicos no se limitaban unicamente a masturbarse, pues comenzaron a acariciar mis muslos, mis tetas, mi coño... Yo cerraba los ojos e intentaba sentir todas esas caricias que me maravillaban. No pude aguantar más y dando fuertes resoplidos tuve un orgasmo en medio de jadeos y gemidos.
En pocos segundos estaba rodeada por los seis chicos, uno me estaba follando y de qué manera, otro me chupaba las tetas, otro los muslos, alguno hasta mis pies... que gozada, que maravilla...
- Uff, ufff... Guaauuuu... - resoplaba el que tenía debajo y que me estaba penetrando hasta las entrañas.
El muchacho seguía en su empeño de destrozarme y vaya si lo hacía bien, sus músculos se tensaban y sus dientes mordían mi cuello, yo miraba hacia abajo para ver desaparecer su preciosa polla dentro de mi coñito insaciable.
De pronto frenó en seco, dio una última embestida dentro de mi y se corrió abundantemente dentro de mí mientras repetía una y otra vez:
- Que polvo, que polvo, Dios, que bien follas.....
Giré mi cabeza y seguí besándole mientras él permanecía inmóvil y sintiendo los últimos coletazos de una larga corrida dentro de mi coño. Yo no quería que acabase tan pronto, necesitaba más y más y más, estaba tan caliente que no tenía suficiente con ese polvo.
El tipo me agarró por las axilas y nos separamos al tiempo que les decía a sus amigos:
- Joder como folla esta tía, ir pasando por taquilla que os va a destrozar...
Ni cortos ni perezosos fueron sentándose uno por uno sobre la taza del water y yo sobre cada uno de ellos para sentir sus grandiosas y juguetonas pollas juveniles.
El primero, el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto fueron pasando por la piedra y con cada uno de ellos yo gozaba más y más, me hicieron correrme varias veces, en unos polvos de los más salvajes. Mientras uno me follaba los otros me acariciaban, me mordían, me besaban, me chupaban por todos lados...
Mi primer acosador y lider del grupo jaleaba a sus amigos:
- Follarla bien, darle caña, que está necesitada....
Ellos se animaban más y más y al mismo tiempo yo estaba en la gloria, nunca me habían hecho gozar de esa manera.
- No pares, no pares, que esa puta no tiene bastante... - repetía el líder al amigo que yo tenía debajo.
Así terminaron todos bastante agotados, incluída yo, porque a pesar de tener todos los músculos agarrotados y mi sexo más que irritado, rebosando de esperma, quería más y más, follar a lo salvaje como nunca había hecho. En vista de que mis pensamientos parecían ser leídos por mi primer amante, alcanzó a decirme:
- Verás bonita, ahora te voy a meter este pollón por el culo y vas a ver las estrellas...
Ser sodomizada era lo que más deseaba en ese momento, pobre de mí, me había convertido en una muñeca, en un títere de todos aquellos chavales.
Me hizo tumbarme boca abajo sobre la taza del water y apoyar mis manos contra la pared, escupió sobre sus dedos y me restregó la saliva por mi estrecho culito, primero un dedo, luego dos y hasta tres, lo que hizo que mi ano se dilatara rápidamente.
A continuación colocó su glande entre mis posaderas y empezó a forzar la entrada suavemente, hasta que la cabeza de su enorme miembro entró por completo. Yo chillaba de placer al sentir que me iba a reventar el ano, pero poco a poco mi esfinter se iba relajando, para convertir ese dolor en un gusto que iba en aumento. Él continuó metiendo solo la punta mientras me agarraba por las caderas. Después seguía apretando para que centímetro a centímetro se fuera colando. Mis gritos debían ser ensordecedores, aunque dudo que nadie, aparte de los que estábamos allí, puediera oírlo pues la música del concierto tapaba cualquier otro ruido.
- Bien bonita, ahora vas a ver como te entra toda en ese precioso culo.... - me dijo.
Me agarró fuertemente del pelo, tiró hacia él y de un golpe me acabó de meter todo su aparato en mis intestinos. Creo que perdí la noción del tiempo, no sé si incluso llegué a perder el conocimiento, pero de pronto todos mis dolores y escozores desaparecieron para experimentar un gusto que desconocía. Mi espalda se arqueaba y mis caderas se movían al compás para recibir esa daga detrás de mi. De verdad que estaba viendo las estrellas y yo le repetía:
- Sigue cabrón, sigue.... párteme el culo....
Él seguía mis instrucciones y no dejaba de bombear mientras tiraba de mi pelo. Mi vello se ponía de punta y un escalofrío recorría todo mi cuerpo, llegué a no sentir mis dedos, mi cara ardía, era una sensación extraña, pero notaba como se acercaba un orgasmo diferente, empecé a gemir fuertemente, cada vez más fuerte, hasta llegar a gritar, a decir cosas sin sentido, a insultar a todos los que me rodeaban y ese orgasmo me invadió desde la cabeza a los pies... fue increíble. El tipo se corrió dentro de mí casi al mismo tiempo que yo, hasta que sus piernas no le sostuvieron y cayó sobre mi sudorosa espalda.
Sus amigos para no ser menos quisieron probar de aquel manjar y uno por uno me terminaron de destrozar el culo con sus largas, cortas, gruesas y extrechas pollas.
Me dejaron tirada allí en medio de aquel maloliente lugar, sin ni siquiera despedirse de mi, tan solo riéndose y jactándose de haberse tirado a una tía con toda la facilidad del mundo.
Mi cabeza daba vueltas, me sentía muy mal, sudorosa, sucia por dentro y por fuera, completamente desnuda sobre aquel asqueroso water, mi vagina y mi recto inundados de semen. Para rematar la faena, ya que me sentia como poseida, meti mis dedos en mi baqueteada vagina y recogiendo los grumos, me los empecé a comer (Suena asqueroso pero en aquel momento me pareció el manjar mas delicioso del mundo) hasta que gritando, tuve el enesimo orgasmo de la noche. Después de haber sido follada y sodomizada con ganas por seis chavales, sin haberlo buscado, sin ser premeditado, pero comprendí que había caído en la trampa del placer, sin apenas darme cuenta y por una parte sentía remordimientos, pero por otra recordaba el gusto que había soportado y había merecido la pena, al menos como una experiencia que no voy a olvidar y creo que nunca más podré repetir....
Me puse mi vestido sobre mi desnudo y sucio cuerpo y cuando volví en busca de mi novio, éste ya no estaba, supongo que después de haber tardado más de una hora, estuvo buscándome por los servicios de chicas, pero entre el gentío no podíamos encontrarnos ni yo a él ni el a mi.
Salí a la calle y fui andando con la vista ida, perdida, desorientada, era como si hubiera vivido un terremoto. Hasta que no llegué a casa y me metí en la bañera no me di cuenta de lo que había sucedido realmente....
De todas las aventuras que he tenido, esta es, creo, una de las pocas que me arrepentí luego….pero mereció la pena, ¿No?…Por cierto, mi novio…bueno…eso es otra historia.

Rosa rosae

viernes, 21 de agosto de 2009

LAS BISEXUALES

Una pareja de chicas nos proponen estar con ellas. Aclaro que ambos somos un matrimonio "HETEROSEXUAL" que cuando decidimos jugar, lo hacemos con las limitaciones que cada uno tiene en lo personal.
Tenemos sexo con dos y más parejas de gustos similares a los nuestros. Anticipamos lo que nos gustas y lo que NO y aclaramos que estos son nuestros códigos. Si los demás lo aceptan; seguimos adelante, sino, la cortamos ahí y seguramente seguiremos siendo amigos sin sexo. Pero las chicas bisexuales les cuesta entender que "una" no puede hacer lo que no siente.
No se puede practicar la bisexualidad si no se siente íntimamente estar con otra mujer. A esto yo le llamo " Jugar a ser bisexual". Ser una bisexual real pienso que te tiene que gustar todo lo de otra mujer como te gusta todo lo de un hombre. El placer que genera una relación tiene que ver con las inclinaciones sexuales personales. ¿Qué pasaría?, si mi marido y yo aceptáramos a esas dos chicas.
Sencillamente lo siguiente. Yo me aburriría de no poder besar una pija, de no poder tocarla acariciarla, rozarla por mi cuerpo, de No poder entregarme a él y de penetrarla hasta sentirla parte de mí.
Él se aburriría de no poder jugar su rol de macho. ¿Cómo se resuelve esto? - Chicas no insistan-. No soy bisexual, no quiero estar con dos mujeres, aunque yo les guste mucho a ustedes. No estoy dispuesta a dejar que mi pareja mire solamente y cuando quiera apenas acariciarlas, lo saquen volando. No me parece placentero. Me da que pensar que puede llegar a ser una situación perversa.
Nota : By swingertotal.com

EL GANB BANG

Término tomado del cine porno para las situaciones de sexo entre una mujer y varios hombres (más de 2), de tal manera que en forma simultánea y relevándose a medida que van eyaculando, le dan a la mujer un estìmulo constante en todo su cuerpo.
En el ranking de las fantasías sexuales femeninas, sin duda es la más EXTREMA Y JUGADA (no califican las prácticas sado, zoo y demás excentricidades porque no están permitidas en un boliche SW).

SÓLO QUIERO ROCK & ROLL.

La diferencia con el trìo no es sólo numérica. En esta modalidad, no hay lugar ni tiempo para franela, juego erótico o alguna clase de precalentamiento, como si puede haber entre una pareja y un tercero/a. Aqui es penetración pura y dura. Los hombres sólo dan, y la mujer recibe, según la posición que adopte, donde mas le guste, incluso en distintos lugares al mismo tiempo.

Para las que se atreven, la recompensa es concreta: tantos orgasmos como puedan aguantar. Para sus novios/esposos la adrenalina y la rara excitación de ver a su mujer satisfacer a varios hombres y mostrar todo el poder de la sexualidad femenina.

TRIBUTO A LA DIOSA

Es importante aclarar que si bien PARECE que la mujer es dominada/ poseída, en realidad es ELLA MISMA quien decide cuando comenzar, y cuando hacer un alto para descansar, así como elegir las distintas posiciones.

Mientras su hombre la acompaña y la contiene (casi siempre se mantiene al margen y DIRIGE EL TRÁNSITO), los demás participantes esperan su turno, y obedecen las indicaciones de éste sin dramas hasta que la homenajeada decide parar. Mientras tanto, suelen masturbarse para estar listos.

UN ASUNTO DE CABALLEROS

El uso de preservativo es como siempre, obligatorio y se lo deben colocar EN EL MOMENTO y a la vista de la pareja.

Los hombres que se ofrecen para este juego conocen y respetan las reglas y por supuesto, a su manera, disfrutan mucho de éste clàsico de las fiestas swingers.

UNA NOVEDAD QUE IMPULSARON LOS BOLICHES SWINGERS

En algunos boliches swingers, se realizan FIESTAS TEMÁTICAS dedicadas a esta modalidad. En estas reuniones, las parejas que concurren no interactúan entre sí, sino que buscan HOMBRES SOLOS para sumarlos a sus juegos. Cada pareja busca formar su propio RACIMO. Algunas chicas logran RODEARSE de 5, 6 y más hombres (además de su pareja) y al final de la noche pueden llegar a duplicar esa cifra.

A veces la PROPORCIÓN de chicos solos resulta insuficiente para satisfacer a todas las parejas, porque algunas mujeres parecen ABSORBER la energía que los hombres van perdiendo. La fiesta entonces llega a su fin cuando TODOS los hombres se han agotado.

FAQs:

¿SI UNA PAREJA ENTRA A UN BOLICHE DONDE HAY GANG-BANG SIGNIFICA QUE TIENE QUE PRENDERSE?

Nunca, ni tampoco en una fiesta gang-bang, estás obligado a hacer nada que no quieras. Ni sólo ni en pareja. De hecho siempre hay alguna pareja que no participa y sólo se dedica a mirar, ya que es una de las modalidades más interesantes e intensas para observar.

¿EXISTE UN GANG-BANG AL REVÉS, DE UN HOMBRE Y MUCHAS MUJERES?


No, yo no he visto ninguno, aunque eso no significa que no existan, pero me parece que son mucho más difíciles, por dos razones:

primero, porque en cualquiera de los clubes swingers hay hombres solos (y más cuando la consigna es fiesta gang-bang), pero casi no hay mujeres solas.

Segundo porque una mujer se banca sin problemas varios hombres, y tanto ella como ellos lo disfrutan, mientras que un hombre, a menos que sea un superdotado sexual, tiene un límite concreto que es el de su propio orgasmo. Una vez que acaba, se acabó. La mujer en cambio se calienta más con cada orgasmo (hasta cierto límite) y por eso puede continuar más tiempo. Además una mujer puede ser penetrada por varios hombres al mismo tiempo (hay que usar la imaginación tanto como el cuerpo), mientras que un hombre sólo puede penetrar a una por vez.

Según mi propia experiencia y conocimiento, creo que el límite de un hombre normal para dar y recibir placer es de dos mujeres al mismo tiempo. Pero eso es un trío. Un gang-bang es otra cosa. Cosa de mujeres.

¿TODOS LOS GANG-BANG FINALIZAN, COMO EN LOS VIDEOS PORNO, CON UNA LLUVIA DE SEMEN SOBRE LA MUJER?


Fuente: http://blogs.clarin.com/swinging-for-dummies/2008/6/20/fantasias-sw-gang-bang

No. Esa es una escena típica del porno, supongo que para darle mas espectacularidad, para cerrar con un final más "dramático". En todos los casos en que yo participé o presencié, la cosa termina cuando Ella se cansa y pide un break, o cuando ya no hay hombres dispuestos. Además, acabar sin "cobertura" se considera una falta de respeto (salvo que te lo pidan).



FEOS Y LINDOS EN EL SWINGER

Los parámetros de belleza son tan variables entre los seres humanos como las culturas o etnias que conforman nuestra civilización. Un esquimal verá en su mujer bajita, morena y con rasgos orientales, el sumun de la belleza y un pálido nórdico entenderá que se debe ser rubio para aspirar a ser bello. Lo cierto es que la belleza es algo abstracto. Ahora, ¿existe una relación directa entre belleza y excitación sexual?
Negar que cuerpos o rasgos faciales simétricos tienen mucho que ver con la explosión de la adrenalina sexual sería hipocresía; hay un modelo de belleza y quizás factores genéticos que nos impulsan a definir lo lindo con determinados rasgos humanos. Pero el sexo está más allá de modelos rígidos y es hasta paradójico en cuanto a su relación con la belleza.
Sentimos excitación a primera vista quizás por los más bellos, pero nuestro deseo sexual se dispara por diversas motivaciones que exceden en mucho la imagen física. Olores, miradas, gestos, palabras, actitudes, todos son factores generadores de atracción sexual. Lo que a primera vista parece no entrar en nuestro esquema de belleza y por ende excitarnos, en una aproximación mayor, puede ser más erógeno que la Barbie más pintada. En el swinger, no escapamos de los valores de belleza clásicos, pero como vamos más allá de la imagen de las personas, logramos llegar al punto donde comprendemos que la atracción sexual no es socia principal de la belleza. Gorditas, flacas, morenas, rubias, bajitas, altas. Yo he encontrado en la más contradictora gama de mujeres estímulos que superan la simplificación visual de la primera imagen. Llegamos al nudo del placer y la atracción, sabemos explorar el rico mundo de las manifestaciones eróticas, ser swinger nos lleva más allá de la tapa del libro, disfrutamos el contenido.
Si tomamos una pareja swinger real, es decir con un ritmo de intercambio estable, en su agenda encontraremos citas con parejas de distinto perfil físico. Habrá de las llamadas lindas a las no tan lindas y si vamos más allá y preguntamos cuáles fueron sus mejores experiencias, en un porcentaje importante nos responderán que no fueron necesariamente con las más lindas o que la belleza en sí misma no les garantizó momentos de placer profundo e inolvidable. Generalmente, cuando una pareja que se considera muy linda y busca similares con celosa meticulosidad, se trata de una pareja que intercambia poco y que lo hace más por exhibicionismo o fetichismo que por la búsqueda de placer sexual profundo y con esto no quiero juzgar a quienes tienen un cerrado esquema de selección. Lo que sí aseguro es que no es posible disfrutar a fondo del swinger, explorar los sinuosos y sorprendentes caminos de la sexualidad humana que este ambiente permite, con criterios cerrados y “vedetistas” sobre la belleza. Acariciar un cuerpo bonito no lo es todo en el sexo, quizás no llega a ser ni el principio de la magnitud que la sexualidad humana tiene. El fuego surge de la persona, de su interior; allí está el eje del placer, en la materialización de los impulsos humanos, el calor, la intensidad, la creatividad, la imaginación, la espontaneidad; esos valores son lo que definen el buen sexo y no la belleza.
Si el swinger fuera una cosa de lindos con lindos y feos con feos, simplemente no existiría como un movimiento en ascenso sino que hubiera quedado reducido a minúsculos grupos, unos selectivos, otros resignados. La amplitud de criterio del concepto de belleza, su fusión con los valores humanos, el poder del erotismo y la sensualidad son los que definen la selección en el swinger.
Elegimos desde todas esas consideraciones y, como me pasó a mí y le pasa a casi todos, estamos con gente que quizás desde una valoración matemática de la belleza no entra en nuestros parámetros de belleza y, lo mejor, la pasamos bárbaro.
Dr. Daniel Bracamonte

LAS CITAS SWINGER

Hemos pasado meses intentando quedar con una pareja que nos gusta y no ha sido posible. Y no es la primera vez que nos sucede. Mientras unos encuentros se concretan satisfactoriamente en cuestión de minutos, otros requieren largos procesos de negociación y muchos intentos.
En todo caso, es comprensible que citar a cuatro personas para actividades sexuales no sea siempre un asunto fácil. En nuestro caso particular, sólo estamos disponibles los fines de semana. Son aproximadamente 52 cada año, de los cuales podremos estar disponibles la mitad. Pues muchos de esos días estamos viajando, juntos o por separado, por diversión o por trabajo. En otros, tenemos compromisos con amigos verticales, o sencillamente no estamos de ánimos para compartirnos con nadie y nos quedamos en casa disfrutando de nuestra relación.
Eso en cuanto a la agenda, porque luego están los imprevistos. Nos enfermamos, o surgen inconvenientes de distintos tipos, algunos familiares, otros de amistades, o cosas de casa. También hay que tener en cuenta la regla, que a veces te cambia los planes. Las parejas con niños o mascotas tienen problemas adicionales que no sufrimos nosotros directamente, pero que comprendemos, porque son una variable más.
Debido a que conocemos de sobra todo anterior, no nos molestamos cuando la pareja con la que tenemos una cita nos dice que es imposible quedar, bien sea con antelación, que es preferible, bien sea a última hora.
Es cierto que muchas veces los imprevistos no son tales, sino excusas. De cualquier manera expresan el deseo o la necesidad de alguien para evitar el encuentro, y como tal lo entendemos, porque ninguna cita es obligada.
Por el contrario, cuando nos sucede a nosotros, las reacciones que vemos son muy variadas. Hay quienes se enfadan o se indignan pese a nuestras explicaciones: con ellos no volvemos a tratar nunca jamás, porque no estamos en esto para crearnos problemas sino para divertirnos.
Hay quienes entienden, pero se sienten rechazados. Si de verdad nos interesan, hacemos lo posible para que no se pierda el contacto y así volver a intentarlo. Y hay quienes de verdad están dispuestos y además no se amargan por tonterías. Buscamos más gente así, que entienda que la vida personal está por encima de cualquier actividad swinger, y que no poder quedar no es un motivo para no buscar más oportunidades. El futuro es muy amplio y las prisas, malas consejeras.
by swingertotal.com



ORGIA DE 350 PERSONAS

Una compañía holandesa, Little Sins, alquiló el pasado fin de semana un hotel en medio de la campiña inglesa para organizar una orgía colectiva entre 350 participantes enmascarados. Se ha desvelado no porque lo cuenten los anónimos participantes, sino porque lo cuenta el propio dueño del establecimiento. El hotel, Halswell House, no es un club de alterne ni un local de intercambio de parejas sino un bello edificio del siglo XVII en Somerset. Suele alquilarse para bodas y reuniones empresariales y ésta es la primera vez que ocurría algo así, para total sorpresa del personal e incluso de su propietario, Grahame Bond.
Según ha informado el diario The Independent , cuando los invitados comenzaron a llegar en sus BMW, Porsche o Aston-Martin, los empleados del hotel pensaron que se trataba simplemente de gente adinerada que había decidido celebrar allí una fiesta como tantas otras.
Pronto comenzaron a circular las botellas de champán, el organizador de la reunión anunció a los participantes que estaban todos ellos bajo un hechizo y, al sonar las campanas de medianoche, les explicó que había una sola manera de romper el hechizo: besar a otra persona. "De pronto aquello se transformó en un espectáculo digno de Eyes Wide Shut", ha explicado al periódico el dueño del hotel en alusión a la película de Stanley Kubrick con Tom Cruise y Nicole Kidman. En un momento del filme, el protagonista acude sin saberlo a una mansión vestido de chaqueta y con una capa y un antifaz. Allí, se encuentra con hombres encapuchados y mujeres desnudas, todos con máscara.
"Por todas partes había personas copulando. Incluso en las barandillas vi a cuatro parejas", ha asegurado Bond, según el cual sus empleados no salían de su asombro al ver lo que estaba sucediendo. A las tres de la madrugada, la bacanal terminó y los participantes, agotados, se retiraron a sus habitaciones aunque algunos se subieron a un autobús y se dirigieron a otro hotel próximo.
Según ha podido averiguar The Independent, la empresa holandesa Little Sins se especializa en organizar fiestas de swingers (intercambio de parejas) para ricos europeos. Para poder participar hay que tener más de 20 años y los varones son admitidos sólo si van acompañados de una persona del otro sexo. El propietario del hotel ha asegurado al periódico sin embargo que no sabía que quienes lo contrataron iban a organizar una orgía.
by swingertotal.com

DIRECTIVAS SWINGER

Algunos intercambiadores de pareja consideran al “estilo de vida” como una subcultura diferente.
La “principal directiva” en el intercambio de pareja es “no” significa “no”. Esto significa que el rechazo a una proposición sexual no requiere justificación y debe ser siempre respetada. La violación a esta regla, en ocasiones lleva a la expulsión inmediata. Otras reglas estrictas en muchos clubes de intercambio de pareja es el uso obligatorio de condones, que deberán ser exclusivos para cada contacto sexual.
Haciendo un inciso en la etiqueta cabe destacar que los acercamientos, a menos en la UE, se realizan mediante leves caricias en zonas no erógenas; si éstas son permitidas, se entiende el consentimiento tácito para continuar.
En EEUU, se considera inadecuado tocar sin pedir autorización, mientras que en Europa -incluyendo el Reino Unido- tocar como el remover firmemente la mano son ampliamente aceptados como adecuados, aunque no exista comunicación verbal en el contexto del juego.
Podríamos resumir las reglas, por orden de mayor a menor importancia, en respeto, higiene y discreción.

UN POCO DE HISTORIA

De acuerdo a la obra de Terry Gould (“The Lifestyle: A Look at the Erotic Rites of Swingers”), el intercambio de pareja comenzó entre los pilotos de su fuerza aérea y sus esposas durante la Segunda Guerra Mundial. A partir de la década de 1920, la práctica se ha extendido en EU y Europa principalmente, y de ahí a muchos otros países.

En la España de los años setenta fue conocido en círculos restringidos un lujoso chalé de la sierra madrileña donde se organizaban reuniones de pequeños grupos de parejas no profesionales. También por la misma época se habría dado actividad swinger con cierta asiduidad en determinados campings, entre clases sociales más modestas. Revistas como la histórica Lib fueron uno de los pocos canales de contacto entre parejas a finales de los setenta y durante la década de los ochenta.
En México a mediados de los años 90 el movimiento “swinger” comenzó a propagarse por el interior del país debido a la regionalización de revistas eróticas como “Club Swinger”, “Galería Erótica”, las cuales en un principio solo tenían tiraje en las principales ciudades del páis.
A partir del año 2000 inició el auge de los bares “Swinger” en la capital de la Republica Mexicana, los cuales a últimas fechas no solo permiten entre sus cleintes el intercambio de parejas, sino que además incluyen dentro de su variedad, distintos tipos de sex show entre los cuales los propios clientes son los protagonistas.

ORGANIZACIONES SWINGERS

Organizaciones [editar]Algunas actividades de intercambio de pareja están muy bien organizadas. Hay por lo menos 400 clubes de intercambio de pareja en EEUU y más de 600 en Europa. En la mayoría de las grandes ciudades existe al menos un club permanente aunque frecuentemente guardan un perfil bajo para evitar la atención negativa. Los intercambiadores se encuentran a través de revistas, anuncios personales, fiestas caseras de intercambio y por la red.

Los clubes se dividen típicamente en clubes “internos” ("On premise"), donde la actividad sexual puede ocurrir dentro del local, y clubes “externos” ("Off premise"), donde la actividad sexual no está permitida al interior del local pero se puede concertar en un lugar cercano.
Al margen de los organizadores empresariales que ven el movimiento SW como un negocio, aparecen organizaciones autogestivas que ven el swingerismo como un modo de vida y se organizan como si fuesen ONG. La forma que comienza a aparecer en América Latina es el Círculo de Confianza, es decir, grupos de parejas que se reconocen como parejas swingers y se protegen entre sí al margen de los negocios que pretenden usufructuar el estilo de vida con locales, negocios, intermediación en la que se gestiona por medio de pago. El grupo swinger por círculo de confianza se inspira en los círculos mexicanos denominados El Gato en la oscuridad, que han establecido un canal civil, outsider, para las parejas mexicanas que quieren intercambiarse sin la mediación de empresas o dinero. En Argentina está ubicado el único complejo swinger de Sudamérica, llamado Anchorena Swinger [1], al que acuden gran cantidad de parejas swinger de Latinoamérica como de otras partes del mundo.
Para muchas parejas, el estilo de vida y los clubes son tanto una vertiente social como sexual.
Muchos de los clubes externos siguen un formato de bar o club nocturno, algunas veces rentando un bar existente para eventos programados en los días en que estos tienen poca demanda. En Europa, los clubes externos son raros. Existen tres formatos estándar: el bar / club nocturno, usualmente pequeño, ubicado en los centros de las ciudades y enfocado alrededor de la pista de baile; el formato de Spa en ambiente nudista, con piscinas, piscinas de hidromasaje, saunas, cuartos de vapor; y el formato de club de campo, fuera de las ciudades, que incluyen elementos de los dos anteriores, y ofrecen además amplias áreas recreativas y usualmente los alimentos se sirven a manera de buffet.
Hay algunas organizaciones nacionales que organizan el intercambio de sus miembros, convenciones y vacaciones grupales. En Europa, los intercambiadores de todo el continente se congregan en julio y agosto en el pueblo nudista de Cap d'Agde en el sur de Francia, donde existen cerca de 8 clubes de intercambiadores de pareja. En su temporada alta, Cap d'Agde alcanza una población de 30,000 personas.

INTERCAMBIO DE PAREJAS

El intercambio de pareja o swinging (en inglés “balancearse”, “hamacarse”, “columpiarse” o “mecerse”), también referido como estilo de vida de intercambio de pareja o simplemente lifestyle, “el estilo de vida” (aunque este término se emplea asimismo por las personas de BDSM), incluye un amplio rango de actividades sexuales realizadas entre dos o más personas o intercambiadores (en inglés swingers).

Las actividades de intercambio de pareja incluyen:

El observar a otros cómo se relacionan sexualmente.
Tener sexo con tu pareja mientras eres observado.
Besar, acariciar o tener sexo oral con una tercera o cuarta persona (llamado intercambio suave "Soft Swing").
Tener penetración sexual con algún otro además de tu pareja (intercambio total "Full Swap", lo cual es la definición comúnmente entendida de intercambio de pareja).
Típicamente las actividades de intercambio de pareja ocurren cuando una pareja casada o de otra forma comprometida, se involucra con una pareja similar o un individuo soltero. Estas actividades pueden ocurrir o no en un mismo cuarto. El sexo en estas ocasiones se denomina juego. El fenómeno (o al menos su discusión) puede ser visto como parte de una revolución sexual de las décadas recientes.
by wikypedia

jueves, 6 de agosto de 2009

RELATO DE JEAN Y MARY

Pues bien, esta historia, se la debo en parte a esta Web (se refieres a http://www.swingerstotal.com/), que nos permitió conocer gente súper buena onda, que tiene los mismos intereses que nosotros. Ustedes saben que uno contacta varia gente, por varios medios, y no a toda se la llega a conocer, o con no toda llega a haber química. Pues esta es una de esas historias de aventura exitosa.
Mi chica y yo tenemos 1.8 meses de ser novios, incluso somos vecinos y compañeros de voluntariado, entonces nos vemos a menudo y tenemos mucho tiempo para conversar... en uno de esos momentos conversamos sobre la onda Swinger: ella tiene 19 años ahora, y yo 23, por lo que yo fui el primer hombre en su vida y pensé que ella no sabría del ambiente o que no le interesaría... OH sorpresa para mi, cuando vi que era mas "aventada" que yo.
Ya habiendo conversado comenzamos a buscar gente como nosotros y es cuando nos topamos al que luego seria nuestro amigo, AU, con quien nos quedamos de conocer un día de tantos en el centro de San José. Pues el día en cuestión, acordamos que el pasaría por nosotros a una esquina del banco negro, y que partiríamos hacia Heredia en busca de su Chica, para luego ir a tomar algo, conocernos los 4 y ver si había química, para luego, -ese día, o en otro momento- coordinar un encuentro sexual.

Caminando hacia el lugar del encuentro, una corazonada me dijo: "ellos son", y no falle, ahí estaba AU con una chica en el auto; M y yo, procedimos a entrar al vehículo, y me extraño que ya estuviera la chica, pues debíamos ir por ella... luego me entere (por esas miradas y códigos que tenemos los varones) de que la nena del auto, no era la que estaba previsto que participara... en fin, nos dispusimos los 4 a ir por un trago a Pavas para luego ver que ondas.
En el transcurso del viaje, comentamos generalidades de cada quien, a que nos dedicamos, que estudios tenemos y a introducir una que otra experiencia Swinger... de esas que nos marcan y nos hacen estar orgullosos/as de ser parte de esta "familia"... y a decir que nos gusta, que no, y lo que estamos dispuestos/as a hacer. En el auto hubo química, por lo que la conversación fue bastante amena.
Llegando al bar, y al no encontrar mesas, nos fuimos los 4 a la barra, en unos pocos minutos el lugar se lleno, pues había en chivo de una artista nacional muy buena; ya con tragos en la barra y con tan solo 2 sillas para los 4, conversamos mas del asunto swinger y se comenzaron a asomar los primeros indicios de que esa noche todos/as tendríamos suerte!

Estábamos sentados, AU, su chica, M y yo, - en ese orden- y frente a mi había una tía blanca, de cabello negro natural, realmente bella, como sacada de una revista de los rostros mas bellos del planeta... era tan guapa que me intimidaba y como estaba con mi novia y con un potencial polvo (la chica de AU) quise ser cauteloso, para que no pensaran que soy un patán... jaja; al rato de intercambiar miradas note que la tía, veía mucho hacia donde estábamos, quiero pensar -para mi fantasía personal- que ella sabia que se trataba de 2 parejas Swingers, ella estaba acompañada, pero su acompañante estaba actuando extraño, como pasado de tragos, y AU, me dijo que la tía se le estaba insinuando, yo le dije que no, que se me estaba insinuando a mi; por lo que mi fantasía personal, cobraba otras dimensiones, al pensar en la posibilidad de que ella participara y que nos estuviera tirando los perros a AU y a mi. En fin no discutí con AU sobre eso, hubiera sido una niñería y el o yo, nos habríamos perdido de esa despampanante mujer.
Ya entrados en confianza vacilábamos en la barra, y la chica de AU contaba que a ella le gustaba ser vista en lugares públicos, no en actos fuertes, pero si de cachondeo, y de tal modo en que se notara que habría mas de 2 personas en su cama, de ella proponérselo; fue por eso que comenzó un intercambio soft ahí mismo en el bar, que para ese momento ya estaba lleno, y que podíamos captar la atención de alguna gente cercana -mientras la tía guapa y su acompañante seguían cerca nuestro-. Por lo que AU se sentó junto a mi novia M y yo junto a la otra chica y para ese momento yo tenia a la tía guapa mas cerca, y pude notar en su mirada que algo suponía ella de nuestra presencia ahí, también pude notar que mantenía mas contacto visual con AU que con migo, no me importo la verdad, pues sabia que si AU se la ligaba -o ella a el- había un alto porcentaje de posibilidades de que ella nos acompañara esa misma noche a participar en lo que mas adelante les detallare.

Al cabo de un rato AU y yo coincidimos en el baño y me dijo que le pusiéramos (velocidad al asunto) por que su chica se sentía cómoda y quería conocernos mas a fondo, eso para mi fue la clara señal de que estábamos a punto de irnos los 4 a pasar un momento maravilloso, pues AU y su chica con muy atractivos, el es de estatura media, con una tonalidad de piel bronceada y de cara simpática, por su parte su chica, es una flaca preciosa, de pechos medianos, rostro fino, trigueña, labios carnosos y juntos hacían una pareja muy sensual y apetecible. Ya entrando en descripciones, mi novia es un poco lo contrario a esta chica, blanca, de cabello castaño claro, pechos pequeños y un amplio y hermoso trasero... el que tanto me gusta morder y acariciar... por mi parte, soy trigueño, alto, uso gafas, y tengo contextura delgada. Al regreso del baño, veo que AU toma una servilleta y le deja apuntado su numero a la tía, pues su acompañante estaba en otras, muy despistado, quizás por estar ebrio... y la tía guardo el numero mientras asentía con la cabeza, diciendo "gracias guapo, yo te llamare"... En lo mas hondo de mi, yo quería pensar que ese papel de servilleta, contenía una insinuación o mejor dicho, una invitación para ese mismo día en la noche, pero no fue así.
AU y yo, ya nos habíamos quedado con las ganas y la expectativa de que algo extraordinario sucediera ese día, por lo que él me pregunto que si yo conocía gente que se apuntara a algo... pensé que se refería en términos generales, y dije que si. AU me dijo, llámelos a ver por donde están, quizás vengan... y me puse a buscar en el celular a quienes les poda decir, y recordé a una pareja con la que hace casi un mes habíamos estado, pues mi novia y la chica de esta pareja en cuestión, querían algo lésbico... y pues ni lento ni perezoso les marque esperando de todo corazón que contestaran y estuvieran libres.
Logre comunicarme con ellos y les dije que estaba en un bar en Pavas con otra pareja y que si querían llegar para hablar y conocerse... aunque OM -el hombre- desde luego que ya sabia por donde venia el asunto... aquí ya nadie es ingenuo/a, por lo que aceptaron llegar y calculaban una media hora, pues estaban en Tibas. Les anuncie eso a AU y su chica, y pues para esperar pedimos otra ronda... durante ese media hora, comenzamos lo que a la chica de CU le gustaba, dar evidencia publica de ser Swinger, por lo que me hablaba al oído, mientras me tocaba la pierna, y mientras AU abrazaba a mi novia mientras sonaba la música del bar y yo lograba notar algunas miradas de extrañeza por parte de grupo de muchachas que estaban cerca, y por parte de algunos varones que se encontraban cerca de la barra. Las caricias y los coqueteos fueron en aumento y ya eran claras las miradas de indignación de alguna gente que quizás pensaban que las 2 chicas, eran profesionales del servicio de acompañantes.
Pasado un rato, llegaron OM y VA, la pareja con la que mi novia y yo ya habíamos compartido; OM tendrá sus 30 años y VA unos 28 o 27, el de cabello negro, moreno, de contextura normal, y ella blanca, flaca, de mediana estatura, pechos pequeños y sumamente fina en sus rasgos y modos, una "petit lolita" con todo lo que eso puede implicar... la verdad a VA yo le tenia muchas ganas pues en nuestro primer encuentro, ella quería algo mas lésbico y pues mi participación fue marginal, aunque si logre compartir y sentir algo de lo que siente y saborea OM cuando intima con VA su pareja desde hace 5 años, pues entre juego y juego, VA dejo que yo tuviera acceso a sus pechos, piernas y demás... su piel nunca la olvidare.



Cumplidos los actos protocolarios de presentación e introducción, precedimos a comer algo ligero, y terminar nuestras bebidas, mientras esperábamos a la artista nacional y mientras yo no lo quitaba la mirada de encima a la tía guapa que estaba también en la barra... pues no perdía la esperanza de que se viniera con nosotros/as a pasar una noche de loca aventura Swinger.
Ya como a las 10 de la noche, sentimos que se aproximaba una hora en la que debíamos de tomar una decisión, o nos quedamos todos/as con las ganas o nos acomodábamos los 6 para ir en un solo auto a algún motel de San José. Acordamos lo más lógico y conveniente... ir al EDEN en Tibas y pasar a dejar un auto a la casa de OM. La chica de AU ya estaba calentando motores desde el bar y propuso que yo me fuera como copiloto de AU mientras ella y mi novia viajaban en los asientos de atrás... Así fue, nos montamos a los autos, y mientras seguíamos a OM y a VA a dejar el auto, mi novia y la otra chica, comenzaron a besarse, tocarse y quitarse algunas prendas... mientras contaban que esa misma experiencia la habían tenido con una joven llamada MA, con la que tamben mi novia y yo habíamos compartido hace varios meses... al tiempo que contaban y pasaban cosas ricas a espaldas mías, yo eventualmente me volteaba para verlas, y el pobre de AU manejando no pudo ver nada, pero sin duda le excitaba de sobre manera saber que su chica estaba con mi novia tocándose apasionadamente en el asiento de su auto y que al llegar al motel, ambas ya estarían calientes... entraditas en calor, listas para vivir con nosotros una experiencia riquísima para todos/as y de la cual guardarían húmedos y perdurables recuerdos.
El trayecto de Pavas a Tibas fue divertido, pues semi desnudas en una muy sensual lencería, las 2 chicas podían ser vistas desde fuera del auto, lo cual incrementaba la excitación de todos en ese auto. Pasando por entre varios autos, y conductores, algunos de los cuales se percataron de lo que sucedía, llegamos a Tibas, había que guardar un auto y acomodar 2 personas mas en el otro carro, que además de pequeño, ya estaba caliente... y algo húmedo por dentro. En este momento paso algo que luego nos divertiría de sobre manera, pero que mas adelante les contare.

Acomodados de la siguiente manera, AU al volante, OM de copiloto, 2 chicas semidesnudas, (mi novia sin zapatos, sin medias, sin pantalón y sin sus braguitas blancas, junto a una chica, sin blusa, sin sostén, sin el sensual "hilo dental" que se puso para la ocasión y de cabello corto a la altura de las orejas) es que viajábamos VA y yo con ropa, deseando que alguna de ellas nos la quitara... pero el coche era un poco incomodo para eso, había que esperar.
Luego de las tradicionales vueltas que uno debe dar en cualquier motel para encontrar habitación, es que AU detiene el auto y al poco tiempo sale una pareja del cuarto 32 del Edén el cual acechábamos desde hace rato... logramos entrar pero había que esperar a que la habitación estuviera nuevamente acondicionada para recibir a tres hombres y a 3 mujeres, que simultáneamente compartirían sus sexos en una relación prohibida por los sectores conservadores del país, pero que es sumamente gratificante, desde el ver a la otra pareja teniendo sexo -sabiendo que son vistos con mucho morbo-, hasta el intercambio total, pasando por caricias, por sexo oral -a quienes les gusta- y hasta por intercambios sofá... todo es valido y en extremo gratificante. De eso se trata el ambiente.
Esperamos casi 20 minutos en lo que una señora limpiaba la habitación 32, que tantas cosas a presenciado y que estuviera a punto de ser testigo silenciosa de algo que bueno... si las paredes hablaran... En ese tiempo el ambiente y la calentura mermaron debido a la espera y a las pocas condiciones que ofrece la cochera de un motel... durante la espera, quienes no tenían ropa, decidieron buscarla, para vestirla nuevamente a la salida del motel, pero curiosamente algunas de las prendas no aparecían, y con tanta gente... pues éramos 6, también era difícil buscar bien.
Logramos entrar a la habitación, como es de esperar, mientras unos pagaban la cuenta, alguien usaba el baño y alguien mas preparaba el jaquizzi. Listo todo, se vio como cada cual se quitaba la ropa, y se disponía a entrar a la cama en la que 2 mujeres jóvenes y en estado de semidesnudez esperaban a 3 varones listos para compartir los secretos de la cama, que hacen felices a las mujeres, y mientras una mujer mas, algo tímida estaba desnuda fuera de la cama, semi inclinada, tocando el agua, esperando la temperatura adecuada para meter su joven cuerpo en un montos de burbujas de jabón y de agua caliente... dejando entre ver la parte trasera de su sexo y sus sensuales nalgas, al final de una fina y estilizada línea de espalda.

Fui el segundo en entrar en la cama, me coloque en medio de mi novia y de la chica de AU, quien tenia a su lado derecho a OM, mientras AU esperaba a VA; comencé a tocar a mi novia, como yo se que a elle le gusta, ella por su parte estaba viendo a AU y a VA que estaban recién entrando a la cama y buscando a sus respectivas parejas. Como ustedes ya han de saber, lo que pasa en situaciones así, en lo que yo besaba a mi novia, sentía con alguna mano que tuviera libre, el cuello, pecho y senos de alguna de las otras 2 maravillosas mujeres que tenia a mi lado. En un inicio recuerdo muy bien que toque las piernas de VA luego de sentir los pechos de la chica de AU... las toque hasta llegar a su sexo, uno muy bello y con un mechoncito de vellos cafés, que lucían muy bien, en esa piel blanca y suave que luego AU y yo besáramos mientras OM hacia lo que sabe hacer con su sexo y el de su novia VA; al tiempo en que las otras 2 chicas degustaban cada una lo que ya durante el trayecto en el auto habían explorado la una de la otra.
No recuerdo muy bien quien indico que pasáramos al jaquizzi, creo que la chica de AU fue quien lo menciono. Ustedes sabes, que siempre existe una poca de pena -para los varones- de entrar mas de lleno con otra chica, mientras la suya esta presente... el menos en un momento inicial de la aventura swinger; pues bien, ya que en ocasiones me sucede eso, en cuanto VA y la otra gente entro al jaquizzi, me relaje y me di el permiso de explorar bajo aguas calientes y entre varias piernas, pies y nalgas, las cualidades fisicas de quienes me acompañaban en ese estrecho jaquizzi, estrecho digo, porque no esta diseñado para meter 6 personas cómodamente, razón por la cual, nos vimos en la necesidad de reacomodarnos, me senté al fondo y mi novia sobre mi, mientras OM estaba a la altura de que su pene ya en erección estaba de cara a VA o a la chica de AU... la que tuviera deseo de ese miembro, ahí estaba, al aire y en espero de alguna de ellas, al tiempo en que AU besaba a mi novia y la exploraba por debajo de agua para conocer lo que posterior mente disfrutaría de sobre manera.
VA fue la primera en lanzarse sobre la verga de OM, y la chica de AU, opto por masturbar a su novio bajo el agua... al ver y sentir todo eso, mi erección tampoco se hizo esperar... y al tener en cima a mi novia, fue cuestión de acomodarnos unos centímetros para que la viscosidad del jabón, orientara mi glande hacia la puerta del sexo de mi bella novia... también a causa del jabón y de la humedad propia de la concha de mi novia es que logro meter el miembro mío, en el sexo ya lubricado que tenia en frente. No tengo que describir la sensación, pero fue maravilloso, se combinaron viscosidades, en un ambiente que hizo que la concha de mi novia estuviera calientita por dentro... y mi pene sintió ese calor, al tiempo que con mi mano derecha libre, acariciaba el la rasurada vagina de la chica de AU, mientras mis ojos veían, a VA dándole un placer inigualable a OM... yo quería todo eso para mi... fue increíble como tacto, vista y gusto se combinaban con el olfato para hacerme sentir un "algo" que me acompañara durante toda mi vida... todos mis sentidos transmitían SEXO.

Era necesario re acomodarnos, cada cual quería tener acceso pleno a las cualidades de los/as demás, por lo cual sin despegarnos mi novia y yo cambiamos de posición, lo que produjo que AU y ella dejaran de besarse. Para entonces VA había dejado tranquila y llena de saliva el pene de OM, quien entro al agua en lo que mi novia, de pie y contra la pared, seguía recibiendo los impeles de la penetración que yo le daba con mis 17cm de sexo. AU y su chica de acomodaron del modo en el que mi novia y yo estábamos, y OM y VA, emularon la posición que acabábamos de adoptar, por lo cual VA estaba en similar situación a la de mi novia y al tenerla al lado fue imposible dejar de acariciarle los pechos, mientras OM intentaba penetrarla pro atrás, pero por el ano... (si lo hubieran visto, era pequeñito, propio de una lolita, muy cerca de su vagina) supe que la penetro analmente pues con mi mano izquierda acariciaba el clítoris y los labios mayores de VA
Al parecer mi novia y VA la estaban pasando muy bien, por que AU y su chica adoptaron luego la misma posición de nosotros 4; jaja y fue la imagen perfecta para una peli porno, 3 mojadas mujeres, contra la pared, siendo cogidas por 3 tipos en fila, de pie en un jaquizzi. Luego de recordar esa imagen mental, les cuento que después de un rato de estar los 6 en la misma posición, decidimos irnos a la cama... yo la estaba pasando bien, pues nuevamente estaba en medio de VA y OM y de AU y su chica, y mientras penetraba a mi novia y la oía gemir de placer... acariciaba las 2 vaginas que tenia a mis extremos. Salimos del agua, nos medio secamos con las 2 toallas que ofrece el motel y pasamos a un lugar mas cómodo, en el que cada uno/a podía estar a sus anchas, haciendo lo que quisiera sin inhibiciones de ningún tipo, pero siempre con las precauciones del caso.
Mi novia y yo estábamos tan calientes, que al estar secos, la lance sobre la cama y me fui sobre ella, le abrí las piernas y seguí en lo que me había quedado... paso tan rápido que ella no supo ni cuando había salido del agua... todo estaba bien... lo notaba en su cara de placer. OM y los/as demás vinieron a la cama y cada cual seguí con su pareja dándole rejo y parejo al asunto... era increíble la escena piernas, manos, senos, nalgas, caras en un par de metros cuadrados, a una poca altura del suelo, sin ningún orden ni patrón, difícilmente se sabia cual era cual. Esa noche no hubo intercambio total, las cosas simplemente se dieron de otra manera, lo que falto, quedo pendiente y aun hoy, es una tarea por realizar, pues luego de una primera ronda, en la que los 3 varones terminamos, y las 3 chicas también, AU, su chica, mi novia y yo, nos echamos un segundo polvo, mientras OM y VA, nos veían a los 4 y nos acariciaban locamente aumentando la excitación y ayudándonos a terminar por segunda vez, todos/as juntos/as; la pasamos súper esa noche. Debo confesar que me fascina ver, me encanta tener el rostro cerca cuando se están cogiendo a una tía en frente mío, me gusta mucho ver, oír como pegan los cuerpos...ese sonido tan característico acompañado del olor inconfundible del buen sexo. Me gusta ver cuando se cogen a mi novia o cuando se cogen a la otra chica... lo importante para mi es estar ahí, ayudar en los posible al placer de los/as demás, y en especial al de mi novia.
Una ves listos todos/as, yo me di una duchazo rápido, pues ya era de madrugada, nos vestimos, montamos el auto los mismo 6 (ya con menos calentura) y nos fuimos a dejar a OM y a VA... Ah por cierto; ¿recuerdan las prendas que no aparecieron? Increíblemente fue el sostén de la novia de AU el que se había caído en Tibas, cuando se hizo el cambio de auto, y a las casi 3 y resto de la mañana ahí estaba el sostén negro de la chica, en la calle frente a la casa de OM... jajaja, a todo/as nos dio mucha risa la situación... recogimos el sostén, y la chica tuvo que quitarse la blusa para ponérselo... fue la ultima vez que vi esos hermosos senos, que bese y acaricie esa misma noche.
Espero que nuestro relato les haya gustado...a nosotros nos encanto!
JEAN y MARI (Cojelones)